WoodArt Studio

La culpa la tiene la puerta de un antiguo molino. Ése es el primer objeto que restauró Aurel Ionita, para usarlo en su propia casa y aún sin ningún tipo de interés comercial. Le guiaba la pasión por la autenticidad y el deseo de preservar cosas viejas que sentía no habían dejado de ser útiles. Dar a la madera una segunda oportunidad sin renunciar a su pasado. Emplear no sólo el material, sino las huellas de lo vivido gracias a él: funciones, ambientes, ese desgaste significativo que enriquece y da sabor a lo que llamamos auténtico.

Las imitaciones baratas son un torpe esfuerzo que nunca resulta y descubrimos el engaño al primer vistazo. Un material nuevo maquillado con rastros falsos o tratado con vapor no puede igualar el aspecto que dan décadas de vida y métodos de elaboración artesanos ya desaparecidos. Amar la madera recuperada es amar lo genuino.

Hoy, ese entusiasmo perdura en los más de veinte empleados de WoodArt Studio. Respetamos lo antiguo y lo auténtico e incorporamos valores que nada tienen de pasados: uso consciente de los recursos, amor por el trabajo bien hecho y sobre todo alegría por hacer de lo que amamos nuestra forma de vida.

DELEGACIONES

Para más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Alcalá de Henares

Madrid

Clientes

0PREMIOS

0PROYECTOS

0CLIENTES SATISFECHOS

0TAZAS DE CAFÉ